Blog

EL CONGRESO DE LA UNIDAD HUMANA SE PROPONE AHORA PARA 2021

武汉加油!! – ¡¡Animo Wuhan!!

Amigos, hemos vuelto a presentar una solicitud de reunión al Ayto. de Madrid conjuntamente con la ONG Paz y Cooperación para proponerles la celebración en Madrid del Congreso de la Unidad Humana en 2021.

 

Convocamos el Congreso de Unidad Humana para adoptar la toma de decisiones inclusiva (o unidad humana) porque de esta manera trataremos solamente de como beneficiarnos –y evitaremos el propósito de daño como consecuencia de la toma de decisiones parcial.

Ser inclusivo significa que cualquier propuesta, como es la anterior, es abierta y transparente, esto es; que expone su propósito de modo que cualquier persona pueda mejorarlo, señalar alguna inadecuación o estar de acuerdo con él y hacerlo propio.

 

La financiación del Congreso se obtiene con la aportación de las empresas participantes o patrocinadoras, sin embargo, su retorno es el dividendo de la paz que genera la toma de decisiones inclusiva.

Los acuerdos de cooperación entre o con las empresas son voluntarios y públicos, de modo que cualquier persona puede ser juez en caso de disputa o duda ateniéndose al acuerdo establecido, esta es la garantía que rige entre ellas habitualmente y no podría ser de otra manera en los negocios internacionales.

Una persona no solo puede y debe juzgar sobre todo lo que sabe y conoce, incluyendo sus relaciones con el resto de los seres humanos, sino que ha de tener derecho a ello y no solo a juzgar sobre los asuntos que conciernen a su país, propiamente sobre la elección de sus líderes, de modo que sean estos los que asuman la relación con los otros estados. Ese es el primer derecho humano, pues si nos privamos de ese derecho nos privamos de todo derecho humano siendo cualquier derecho solo derecho político y no humano, nos privamos de poder convivir, necesitamos ese derecho para constituir la unidad humana y no lo obtenemos reclamándolo, ¿a quién? sino que nos lo tomamos, lo ponemos en práctica convocando el Congreso. Los estados son unos por otros, su ganancia solo tiene sentido relativo, pero sobre la humanidad no tienen nada que decir.

Precisamente la causa por la que no tenemos derecho a tener opinión sobre las relaciones internacionales es porque en estas media la violencia y, en consecuencia, su propósito ha de quedar oculto al juicio de los otros, no solo al enemigo sino también a los nacionales, subordinados, pueblo o lo que sean, nunca amigos sino sometidos, por ese motivo la guerra y la injusticia o desigualdad es el mismo problema (así lo ve bien Rousseau en su crítica a la propuesta de Paz Perpetua del Abad de Saint Pierre y por ello señala que los estados no están capacitados para ese proyecto pues sus relaciones solo pueden ser relativas, su ganancia se da solo si es exclusiva –y concluye en que quizás sería necesaria una revolución…. –hoy día afortunadamente nos basta el sentido común).

Y este es en el punto en el que estamos; y desde este punto podemos ofrecer un trato al resto de la humanidad, que sea aceptado libremente por todos.

Post a comment